Compartir

La vidriera del vestíbulo del Ayuntamiento, que data de 1941, será restaurada mediante una limpieza rigurosa, en una restauración de las piezas en el taller y en un tratamiento de la retícula estructural mediante el previo retirado de óxido. La claraboya decorativa actual se colocó en 1941 después de que el anterior quedara completamente destruida en el bombardeo franquista que el 28 de mayo de 1937 sufrió València.

La actual cristalera artística que ahora será restaurada por el Ayuntamiento fue ejecutada por la casa Maumejean de Madrid según un dibujo de Francisco Mora. De la cristalera existente antes del bombardeo tan sólo queda constancia del dibujo. Su valor artístico forma parte del conjunto de las obras realizadas a la fachada el 1925 y principalmente da valor en la zona de la escalera de entrada, como un elemento articulador y conector con la ciudad a través de su gran puerta. En los últimos 30 años no se había llevado a cabo ninguna restauración de sus piezas.

La vidriera es una de las zonas que más gusta en las visitas realizadas por la gente, las partes nobles del edificio se han convertido en una de las paradas obligadas en Valencia por cualquier visitante y ahora mismo más de 400.000 personas han visitado las dependencias municipales: el balcón, salón de cristal, pleno del Ayuntamiento, escalera de entrada y Museo Histórico Municipal.