fonteta
Compartir

Tras el empate de la serie que cosechó Baskonia al vencer a Valencia Basket por 90-70 en el segundo partido de las semifinales, la eliminatoria viaja a Valencia.

El sábado, a las 19:00 h, dará comienzo el tercer partido de la eliminatoria en el Pabellón de la Fonteta. También el cuarto partido se celebrará en Valencia, mientras que el quinto, si fuera necesario, se decidiría en el Fernando Buesa Arena.

Valencia Basket consiguió decantar el factor cancha a su favor con la primera victoria cosechada en el pabellón del conjunto vitoriano por 82-83 con un gran Fernando San Emeterio. Ahora recogerán sus frutos con la posibilidad de eliminar a Baskonia en casa, ante los aficionados valencianos.

Guillem Vives, lesionado

En el segundo partido, además de sufrir una dolorosa derrota por 20 puntos de diferencia, los de Pedro Martínez sufrieron la lesión del base Guillem Vives, quién está pendiente de evolución, pero cuya dolencia en el tobillo izquierdo no augura buenas sensaciones.

De esta manera, si se confirman los pronósticos, el técnico de Valencia Basket únicamente dispondría de Antoine Diot como base puro, ya que Sam Van Rossom no pudo ser inscrito en la competición por sus dolencias en la rodilla izquierda.

Un handicap importante para el conjunto ‘taronja’ que deberá hacer cambios en la rotación y adaptar a jugadores a posiciones menos habituales para poder competir y superar la eliminatoria.

La Fonteta, decisiva

Por enésima vez en la temporada, el Pabellón de la Fonteta recibirá el tramo importante de una eliminatoria. Aunque aún resuena en la cancha el dolor de la EuroCup perdida ante Unicaja de Málaga, los aficionados valencianistas caldearán el ambiente para apoyar a su equipo en esta difícil empresa.

Allá por noviembre del año pasado, la cancha de Valencia Basket fue testigo de la victoria de los de Pedro Martínez ante Baskonia por 99-91. Hay motivos para creer, pese al handicap de Vives, en que este Valencia Basket, junto al empuje y aliento de sus aficionados, puede imponerse a Baskonia.