Compartir

El conseller de Hacienda, Vicent Soler puso el grito en el cielo cuando el ministro Montoro presentó los presupuestos generales del Estado y que evidenciaban que la Comunitat estaba infrafinanciada. El documento reflejaba un total de 290 millones de euros menos, con respecto al año anterior.

Según los cálculos realizados por el Consell, cada valenciano recibirá entre entregas a cuenta y liquidación 2.024 euros, es decir, 265 euros menos que la media autonómica y 932 euros menos que la comunidad mejor financiada. Soler tildó de “vergüenza” el reparto de las cuentas públicas y aseguró que Rajoy tomaba a los valencianos por tontos”.

Y es que los técnicos de la conselleria revelaron que la distancia entre la Comunitat valenciana y el resto de autonomías se mantiene y que todavía faltan más de 1.300 millones en ingresos para situarse al nivel del mismo gasto por habitante que el conjunto de las comunidades.