Compartir

Las aguas de la playa del Saler se volvieron de color verde. No es normal que el mar de esa zona de Valencia cambie de color pero lo que al parecer sucedió es que se abrieron las compuertas que conectan con la Albufera, a la altura de la desembocadura del Puchol.

Los vecinos de la Devesa alertan de que esas compuertas deberían abrirse por la noche ya que si lo hacen por el día, da la imagen de playas sucias. Ya que ese cambio de tonalidad se debe a la concentración de nutrientes por falta de renovación del agua, por lo tanto el caudal se pudre.