Compartir

L´Associació de Juristes Valencians ha celebrado una jornada de trabajo para debatir acerca de la necesaria reforma constitucional que posibilite la reintegración de la competencia en derecho civil valenciano, para entre otras poder legislar sobre custodia compartida, uniones de hecho, o la separación de bienes, normas anuladas por diferentes sentencias del Tribunal Constitucional a lo largo del año 2016.

La jornada ha contado con la participación del Presidente de la Audiencia Provincial Fernando de Rosa, María Elena Olmos decana de la facultad de derecho de la Universitat de Valéncia, la catedrática de Derecho Mercantil de la Universitat Jaume I de Castelló Mari Carmen Boldó,  el jurista Luis Higuera y el notario Carlos Pascual.  Moderará la mesa redonda el presidente de la AJV José Ramón Chirivella. El acto es abierto y no solo está destinado a colegiados y cuenta entre sus asistentes con destacadas personalidades de la sociedad valenciana.

La AJV estos últimos meses ha celebrado reuniones con todos los grupos con representación en Les Corts, donde se les ha expuesto la propuesta de modificación técnica de la Constitución elaborada por Luis Higuera como vía para solucionar el problema derivado de que la voluntad política del Congreso de los Diputados y de Les Corts Valencianes en favor de un derecho civil pleno para los valencianos, se haya anulado tras 8 años de aplicación. Con la modificación técnica se evitará vaciar de contenido el Estatuto de Autonomía, y posibilitar un derecho civil moderno que dé respuesta a las necesidades de las valencianas y valencianos.

La AJV quiere poner el acento en la anomalía que supone que los valencianos seamos la única autonomía que teniendo Derecho Foral histórico no pueda ejercer su competencia, discriminación que debe ser subsanada y si dado que se precisa de la reforma constitucional esta debe ser abordada con inmediatez para no perpetuar esta discriminación de un pueblo leal y solidario.  Desde la Associació de Juristes Valencians se hace un llamamiento al consenso y unidad de todas las fuerzas valencianas de una cuestión que tiene la categoría de interés autonómico y que afecta a una seña de identidad de nuestro pueblo, el derecho civil, que es muy útil para una sociedad moderna como la valenciana.