Juanjo Artero
Compartir

– ¿Qué tal se trabaja con una actriz tan grande como Lola Herrera?

Ella se enfada cuando la llaman dama de la escena pero aunque ella no lo quieras, lo es. Nació para esto y disfrutar de ella en algo impagable y es un trozo de mi vida. Y en lo profesional, compartir con ella escenario es una maravilla.

– Cuando te ponen un proyecto sobre la mesa en el que vas a ser dirigido por Magüi Mira y actuar junto a Lola Herrera ¿no te da vértigo?

No. Te dan ganas, con vértigo. Pero con muchas ganas. Es una energía muy positiva la que se crea sobre el escenario.

– ¿Qué vamos a poder encontrar en ‘La velocidad del otoño?

Se van a encontrar con una comedia muy divertida pero tratando temas muy importante, como la vejez, el deterioro físico…. Mediante la comedia te metes en un mundo de poesía maravilloso. El público va a llorar, va a reír. Se lo van a pasar muy bien y además contamos una historia que abre una puerta a la esperanza.

– ¿Puede que tu personaje sea el que abre esa puerta a la esperanza?

Bueno, puede ser. Aunque el encuentro de los dos personajes es muy trágico pero muy cómico para el público. Los dos personajes hablan, se comunican y se entienden a través del arte. El encuentro entre la madre y el hijo es muy bonito.

– Pero el tema que tratáis, que unos hijos quieren meter a una madre en una residencia ¿no es un tema delicado como para que lo tratéis en plan comedia?

Esa es la magia del teatro. El personaje lo que quiere es seguir viviendo en su mundo y no quiere irse a una residencia y reivindica poder terminar sus días como ella quiera.

– Éxito rotundo en el estreno por lo que los valencianos os tratamos muy bien.

Sí, hay energía muy buena y la comunión que se creó es especial cuando venimos a Valencia.

– Habéis rememorado la serie ‘Verano Azul’ en el Festival Antonio Ferrandis de Paterna ¿te hace ilusión?

Pues depende, porque es parte de mi vida. La han repetido tanto que forma parte del imaginario de España. Hay veces que cuando llego a una entrevista solo me preguntan por eso y no es que me disguste pero hay otros temas de los que puedo hablar.

– ¿Hacen falta más caballeros de la escena como Antonio Ferrandis?

A Antonio siempre le vamos a echar de menos, pero en todas las generaciones siempre habrá gente válida y maravillosa.