Compartir

“Normalidad”. Eso es lo que se respira esta mañana en el Puerto de Valencia en la primera jornada de huelga de los estibadores y que se continuará el 7 y el 9 de junio, después de que las negociaciones con la patronal Anesco por la liberalización del sector fracasaran. Este es el balance que han realizado los portavoces de los estibadores del Puerto de Valencia.

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig se ha mostrado “francamente preocupado” ante la posibilidad de que la huelga de los estibadores pueda “significar un problema en el crecimiento económico”.

Los estibadores han cumplido con los paros y la vuelta al trabajo en las horas impares y pares y los barcos han operado con normalidad. En el puerto trabajan unos 1400 estibadores fijos y cerca de 300 eventuales.

Los pares se repetirán las horas impares de los días del 7, 9, 19, 21 y 23 de junio. Para el miércoles 14 de junio está prevista una huelga ininterrumpida de 48 horas.