Compartir

Zero, un joven activista intergénero ha presentado su candidatura, que ha sido aceptada, para ser reina de las fiestas de la localidad valenciana de Moncada. El joven ha asegurado en sus declaraciones a EFE que con esta decisión pretende “dar visibilidad al colectivo y evitar que muchos niños y niñas lo pasen mal por su identidad o expresión de género”.

El pasado 23 de abril, el Ayuntamiento de Moncada publicaba un bando relativo a las próximas fiestas y, concretamente, a la elección de la Reina de las fiestas y su corte de honor. Zero consideró acertado presentarse a la candidatura de Reina de las fiestas, ya que según ha explicado no hay “ningún problema” por ser una persona intersexual, cuya identidad se sitúa entre ambos géneros.

Los grupos políticos, una vez presentada la solicitud de Zero, están dispuestos a cambiar todas las bases necesarias para hacer una fiestas más igualitarias. El ayuntamiento de Moncada exigía unos requisitos básicos que se encuentran en posible rectificación: “Quedan invitadas todas aquellas señoritas empadronadas en Moncada que así lo deseen, a formar parte de la Corte de Honor o ser candidata a Reina de las próximas Fiestas Mayores. Las interesadas pueden rellenar la ficha con sus datos y entregarla en el Registro de Entrada en el Ayuntamiento hasta el día 11 de Mayo”.

Desde el Ayuntamiento de Moncada todo han sido facilidades para que Zero pueda ser Reina de las fiestas mayores y dada la repercusión mediática que ha surgido es muy probable que este 2018 no sea el único año en el que Zero salga elegido reina de las fiestas.

El siguiente paso para el joven activista es “seguir luchando por la igualdad”. La inmensa mayoría de la población ha dado todo su apoyo al joven y según ha afirmado Zero “creen que estoy haciendo un activismo muy importante para visibilizar la diversidad de género, y eso me llena mucho”.

El joven intergénero ha recordado lo mal que lo llegó a pasar en el colegio por su identidad de género y espera que esta discriminación no vuelva a repetirse. En concreto Zero reivindica la libertad de “que una persona sea varón y se vista como un hombre o como quiera por su rol de género. Que pueda ser reina si es lo que realmente siente y que nadie lo juzgue por ello”. Zero espera que esta situación se normalice desde todos los campos posibles.