Compartir

Materiales capaces de absorber el dióxido de carbono o textiles que pueden almacenar energía. Estos son solo algunos ejemplos en los que expertos y empresas del sector del plástico están trabajando a día de hoy para incorporar a la industria futura. AIMPLAS, el Instituto Tecnológico del Plástico, ha sido el responsable de reunirlos a todos en la segunda edición del seminario internacional ‘Plastics are Future’.

Además de la energía y la salud, desde AIMPLAS también se ha querido apostar por un tercer pilar fundamental para la industria: los plásticos biodegradables.

Algunas de las otras muestras que han podido conocerse en estas jornadas son chalecos antibalas que ofrecerán una protección total frente a rayos ultravioletas o vehículos que almacenarán energía para mejorar su eficiencia.

Un año más, AIMPLAS ha sembrado las semillas del futuro del plástico con unas jornadas que han servido para que el tejido industrial conozca todas las innovaciones que se alcanzarán empleando este material tan maleable para producir.