Compartir

El incendio en una fábrica de madera abandonada en Sollana ha causado una gran columna de humo y ha llevado a la Policía Local a aconsejar que se cierren las ventanas de las viviendas, ya que el humo está llegando a la población. Los efectivos continúan trabajando en la extinción del incendio. Se están quemando resto de poda, broza, parte de la nave. Están tratando de contener el fuego para que no le afecte a la parte oeste ni a otros caminos que limitan con otras naves industriales. El viento está dificultando los trabajos de extinción pero se espera que afloje a última hora de la tarde. Se han quemado unos 10.000 metros cuadrados de la parte este y se están protegiendo otros 10.000 de la parte oeste.

 

El incendio se ha iniciado sobre las 13.53 horas de este lunes en una fábrica abandonada que acumula mucho material combustible, al tratarse de madera, y hasta el lugar se han trasladado dotaciones de bomberos de los parques de Silla, Alzira, Torrent, Catarroja y Cullera. Fuentes del Consorcio de Bomberos de Valencia han informado de que un total de dieciocho bomberos trabajan en las labores de extinción de este incendio industrial, acompañados de siete vehículos