Sollana
Compartir

Fue ayer poco antes de las 14 horas cuando se declaró el incendio de una fábrica abandonada de Sollana, unas llamas que continúan sin ser controladas según ha informado el Consorcio provincial de Bomberos a través de la red social Twitter.

El problema que está dificultando la extinción del fuego es la acumulación de cerca de 12.000 metros cúbicos de material  inflamable como maderas y basuras. A esto se le suma el viento de la pasada jornada, unas rachas que no facilitaron la labor de los trece agentes de emergencia con unidades de Silla, Cullera y Torrent.

De momento hay unos 10.000 metros cuadrados de la zona este de la fábrica afectados, mientras que se trabaja en que el fuego no afecte a los otros 10.000 metros cuadrados del lado oeste de la nave.

Desde la declaración del incendio, la Policía Local ha aconsejado a los vecino a no abrir las ventadas de sus viviendas para evitar que la densa columna de humo pueda dañar a la población más próxima al epicentro de las llamas.

Incendio en una fábrica abandonada de Sollana