Compartir

El sector hotelero se está frotando las manos ante la semana grande de las Fallas. Según todas las previsiones, la ocupación será especialmente buena este año, llegando a superar las cifras del año pasado y que se quedó a las puertas del 100%.

Es verdad que hay muchos turistas que se están esperando a ver de qué manera evoluciona el tiempo para hacer sus reservas, pero los profesionales aseguran que las Fallas tiran mucho y que no sería la primera vez que hace mal tiempo y toda la ciudad se llena.

La procedencia de visitantes sigue viniendo de fuera. Son más los turistas internacionales que llegan atraídos por la filosofía de la fiesta, el clima de la ciudad y la gastronomía que los nacionales. Un dato que apunta el hecho de que Valencia se posiciona como un destino cada vez más internacional.

Las reservas van a buen ritmo y Valencia prevé vivir de las fallas más multitudinarias de la historia, gracias a todos los atractivos turísticos que se viven durante los días centrales de la fiesta fallera.