Compartir

El regidor de Cultura Festiva, Pere Fuset ha salido al paso de las informaciones sobre la implicación del Ayuntamiento en la muerte de un trabajador mientras montaba las gradas en el recinto donde se celebran los conciertos de Viveros de la Feria de Julio.

Fuset ha exculpado al consistorio ya que, según ha asegurado, las estructuras no estaban contratadas desde la concejalía pero aun así, van a colaborar todo el posible para esclarecer el suceso.

El responsable del àrea de Fiestas del consistorio valenciano ha explicado que tienen toda la documentación en regla para garantizar la seguridad de todos los vayan a disfrutar de los conciertos de música a Viveros. Tanto es así que incluso tienen documentación que la ley no reclama pero que para los organizadores resulta fundamental.

Fuset también ha querido aprovechar para dar el pésame a la familia del trabajador muerto y ha finalizado contando que conforme se enteraron de los suceso se desplazaron al hospital de la Fe para conocer de primera mano el estado del trabajador.