Compartir

Valencia Basket vuelve a la máxima competición continental dos semanas después de su brillante triunfo ante el CSKA Moscú con otro reto mayúsculo: tratar de alargar su buena dinámica (cinco victorias en sus últimos ocho partidos de competición europea) en la cancha del Olympiacos Piraeus (jueves 22, 20:00h, SEF, Movistar Deportes 2) en un encuentro correspondiente a la jornada 23 de la Turkish Airlines Euroleague. Un Erick Green con el punto de mira especialmente afinado desde que superó su lesión (72% de acierto en triples) regresa por primera vez a la pista del equipo con el que fue subcampeón de la Euroliga la temporada pasada y tratará de liderar la ofensiva taronja frente al equipo que mejor defiende en la competición. El entrenador Txus Vidorreta contará en este partido con la misma convocatoria de los últimos encuentros, con las bajas de los lesionados Guillem Vives, Antoine Diot, Sam Van Rossom y Latavious Williams. Valencia Basket ocupa actualmente la 12ª posición de la Turkish Airlines Euroleague, con un balance de 8-14.

El actual segundo clasificado de la competición, Olympiacos Piraeus con un 15-7 en su casillero, se ha rehecho de una mala racha con derrotas abultadas en el mes de enero con dos victorias de prestigio ante rivales directos como las conseguidas ante el Fenerbahçe Dogus por 95-70 y en la pista del Real Madrid hace dos semanas con un resultado de 79-80. Estos resultados hacen que el equipo rojiblanco equilibre su racha reciente, con cuatro triunfos y cuatro derrotas a partir de la jornada 15. Olympiacos mantiene esta temporada su habitual buena dinámica ganadora como local, con un balance de 9 victorias y una única derrota en el SEF (sufrida ante el Panathinaikos en noviembre) en la actual edición de la Turkish Airlines Euroleague. Obviando al lesionado de larga duración Dimitris Agravanis y con Spanoulis y Printezis como líderes dentro y fuera de la pista, el conjunto griego presentará a su equipo de gala en el encuentro de mañana.

El entrenador de Valencia Basket señalaba esta mañana antes de que el equipo taronja pusiera rumbo hacia Atenas que “sabemos que vamos a jugar contra uno de los grandes de Europa y que además en su cancha últimamente está haciendo partidazos. Ha sido capaz de ganar con autoridad tanto a Maccabi Tel Aviv como a Fenerbahçe y nosotros vamos con la ilusión de ser más competitivos de lo que fueron estos grandes equipos. Trabajando duro en defensa, colapsando más en pintura, impidiendo canastas fáciles y trabajando duro en el rebote, que son los principios básicos que nos tienen que dar más estabilidad para poder competir en los retos que nos quedan por delante, que son muchos”.

Sobre su rival de mañana, el entrenador taronja destaca que “la puesta en escena de Olympiacos en sus dos últimos partidos en casa han sido excelentes. Eso nos obliga a estar muy concentrados y a muy alto nivel físico, porque tenemos delante a uno de los equipos más físicos de la competición. Y además tiene la mejor defensa. Si ellos mantienen ese nivel de acierto tendremos que tratar de cambiar el ritmo de partido utilizando todas las armas a nuestro alcance. Tienes jugadores como Printezis, Spanoulis o Strelnieks en un gran estado de forma, aunque tienen mucha calidad global. Contra ellos tenemos que tener un plus de intensidad no solo individual sino colectivo, sin olvidarnos de que hacer un gran trabajo sobre esos hombres si no viene acompañado por el buen trabajo colectivo del resto de jugadores puede incidir en que haya otros jugadores que puedan brillar”.

El conjunto taronja se ha entrenado esta mañana con la ausencia del pívot alemán Pleiss por la fascitis en el pie derecho que arrastra desde hacia varios partidos, aunque podrá jugar en el encuentro de mañana. El entrenador Txus Vidorreta destacó que “hemos tenido cierto precaución con la fascitis de Tibor, que entrenó bien lunes y martes, pero al que le dimos descanso el domingo para que enlazara tres días sin cargar y esta mañana para que no doblara trabajo justo antes del partido y que pudiera recuperar al máximo esa fascia”.

No se han desplazado hasta Grecia los cuatro jugadores lesionados: Sam Van Rossom (fractura no desplazada de las apófisis transversas derechas de las vértebras L2, L3 y L4), Guillem Vives (que sigue con la recuperación tras ser operado de su tobillo izquierdo), Antoine Diot (que sigue con su recuperación tras ser intervenido en la rodilla izquierda en noviembre) y Latavious Williams (que trabaja en la recuperación de la lesión en la tibia de la pierna derecha que le ha impedido debutar esta temporada).

El escolta de Valencia Basket Erick Green, que fue subcampeón de la Euroliga la pasada temporada con el equipo griego, regresa ahora al SEF convertido en el cuarto máximo anotador de la Turkish Airlines Euroleague, con una media de 16 puntos por partido. Tras la lesión que le hizo perderse los partidos de Euroliga ante Fenerbahçe y FC Barcelona Lassa, Green ha regresado con un extraordinario acierto desde más allá del arco. En los cuatro últimos partidos de competición continental, el escolta taronja no ha subido demasiado su ya de por sí excelente productividad ofensiva (promedia 16,3 puntos) pero ha subido su acierto en los triples hasta un 72,2% (13/18 desde la larga distancia).

El propio jugador reconocía en la previa del partido que “es un partido muy especial, estuve en la Final Four el pasado año, llegamos a la final de la liga griega, me gustaba esa plantilla, esos aficionados. Va a ser divertido jugar contra ellos y ojalá podamos ir y ganarles, eso sería lo que más me gustaría, ir y ganarles. Es muy difícil ganar allí, no muchos equipos pueden ganarles allí, tienen grandes aficionados, gran ambiente… Es un gran lugar en el que estar, pero bueno, tenemos un buen equipo, hicimos un buen partido aquí en casa y creo que podemos hacerlo también allí”.

Valencia Basket puede decir que ha ganado al Olympiacos como visitante en un partido de la Turkish Airlines Euroleague, aunque nunca ha ganado en el Estadio de la Paz y la Amistad. Las mejoras del SEF de cara a los Juegos Olímpicos de Atenas hicieron que la primera visita del equipo taronja al Olympiacos se jugara en un recinto bastante más pequeño, el Korydallos Sports Hall, situado en la municipalidad de la región del Pireo del mismo nombre. Ante unos 2.500 espectadores, Valencia Basket se llevó la victoria de la pista del Olympiacos por un marcador final de 69-77. Dimos Dikoudis con 16 puntos y Rigaudeau y Popovic con 14 cada uno fueron los mejores del equipo taronja para dejar sin efecto los 19 tantos convertidos por el argentino Rubén Wolkowysky.

Valencia Basket siempre visita el Pireo cuando participa en la Euroliga, una circunstancia que al equipo taronja solo le ocurre con el cuadro rojiblanco. La del jueves es la cuarta visita a la cancha de Olympiacos, con un balance de 1-2 hasta el momento. Tras la victoria conseguida en la primera visita, Valencia Basket ha perdido en el Estadio de la Paz y la Amistad en sus dos partidos posteriores: por un resultado de 77-62 en partido correspondiente al Top16 de la Euroliga 2010-11 y por un marcador de 77-76 en la fase de grupos de la Euroliga 2014-15.

El de mañana será el décimo partido de competición europea que Valencia Basket juegue en Grecia, donde hasta el momento presenta un balance equilibrado con 4 triunfos y 5 derrotas. La primera visita a Grecia fue a Salónica, en la Saporta Cup 99-00, donde Valencia Basket ganó en la pista del Aris por 50-58. Además del citado triunfo en la pista del Olympiacos en la campaña 2003-04, el equipo taronja también sacó la victoria en su visita a la cancha del Aris de Salónica en la ida de los cuartos de final de la Eurocup 2009-10, al imponerse por 64-71. La última victoria del Valencia Basket en Grecia fue en la primera fase de grupos de la Euroliga 10-11, con un triunfo por 69-73 en la pista del Panathinaikos.

Tras aquel triunfo en noviembre de 2010, el equipo taronja encadena tres derrotas consecutivas en este país: las dos derrotas mencionadas en la cancha del Olympiacos en las Euroligas 2010-11 y 2014-15 y la sufrida en la cancha del PAOK Salónica en el Last 32 de la EuroCup 2015-16. Aquel encuentro perdido por un marcador de 75-72 es el último precedente de visita a Grecia.

La segunda posición que actualmente ocupa el Olympiacos Piraeus se explica fundamentalmente desde la defensa. Valencia Basket es mejor que el equipo griego en estadísticas como la valoración (el equipo taronja es séptimo con 89,45 créditos por noche mientras que el Olympiacos es 12º con 83,8) o los puntos anotados (Valencia Basket convierte 77,7 puntos por partido mientras que los griegos son el segundo peor ataque de la competición con 76,2 puntos por encuentro). Y opone a los registros defensivos del equipo rojiblanco su acierto desde la línea de tres puntos y la del tiro libre. El equipo taronja es el cuarto equipo que más triples anota en la competición (9,41) y lo hace con el quinto mejor porcentaje (38,8%). Aunque también es el equipo que menos canastas de dos anota. Además, Valencia Basket tiene el mejor porcentaje de acierto en el tiro libre de la máxima competición continental (83,6%). Curiosamente, Olympiacos es el equipo que más tiros libres intenta por partido, aunque anota en un porcentaje inferior (75.9%). Los registros del conjunto heleno en el lado defensivo son excelentes. Olympiacos es el equipo que menos puntos recibe (74,3), el que menos valoración permite a los rivales (77,7) y el que mejor cierra los rechaces en el aro propio (25,8 rebotes defensivos por partido) en la Turkish Airlines Euroleague. El alto número de pérdidas del conjunto griego (12,8 por encuentro, el segundo que más balones pierde en el torneo) es otro de los factores que Valencia Basket debe tratar de explotar.

El colectivo está siendo la gran fuerza de este Olympiacos para defender la segunda posición que mantiene actualmente en la Turkish Airlines Euroleague. De los titulares habituales solo Printezis supera los 25 minutos de media en la pista (y lo hace por unos pocos segundos) y ninguno de los jugadores de rotación habituales baja de los 16 minutos por partido. El ala-pívot Georgios Printezis es el único que ha sido titular en todos los partidos que ha podido disputar y el más valorado de su equipo con 14 créditos por partido como consecuencia de sus 11,9 puntos, 5,4 rebotes y 1,8 asistencias. Su complemento en la pareja interior, el serbio Nikola Milutinov (8,2 puntos y 5,3 rebotes para 12,3 de valoración) y el alero Kostas Papanikolaou (8,4 puntos, 4,2 rebotes y 2,4 asistencias para 11,5 de valoración) son los otros dos jugadores del quinteto tipo por encima de la decena de valoración.

Vassilis Spanoulis ha sido titular desde que regresó de su lesión y acredita 10,8 puntos y 5,1 asistencias por partido, mientras que el norteamericano Brian Roberts (6,7 puntos y 2,1 rebotes) cierra el cinco más frecuente. Saliendo desde el banquillo destacan especialmente el pívot Jamel McLean, que presenta una tarjeta de 8,7 puntos, 4,6 rebotes y 10,5 de valoración, y el base letón Janis Strelnieks (8,5 puntos y 2,5 asistencias). Vangelis Mantzaris (4,3 puntos y 1,9 asistencias) abre una rotación exterior que completan dos aleros altos de gran capacidad física como Ioannis Papapetrou (6,3 puntos y 2,7 rebotes) y Hollis Thompson (6,5 puntos y 2,9 rebotes). Por dentro, completan la plantilla el norteamericano Kyle Wiltjer (5,3 puntos con el mejor porcentaje de triples del equipo, 46,2%) y el jugador con pasado en la Liga Endesa Georgios Bogris.