fiscalía
Ricardo Costa junto a su mujer a la salida de uno de los juicios de la trama Gürtel.
Compartir

La Audiencia Nacional reabre el juicio a la rama valenciana de la Gürtel, que entra en su recta final con los informes de la Fiscalía. Los 19 acusados, de entre los cuales nueve de ellos reconocieron haber financiado al PP valenciano con algo más de un millón de euros en las campañas electorales de 2007 y 2008 a cambio de una rebaja en la pena para evitar la cárcel, han acudido hoy a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid para poner fin al caso.

El ministerio público contemplaba la posibilidad de atenuar la pena de algunos de los acusados al haber confesado su participación en una supuesta financiación ilegal. La Fiscalía que pedía tanto para el “cabecilla” de la trama Francisco Correa como para Pablo Crespo y Álvaro Pérez “El Bigotes” más de veinte años de prisión, ha rebajado la petición de cárcel a 7 años y 3 meses en el caso de Correa, 13 años y medio de cárcel para Crespo y 16 años para el responsable de Orange Market, “El Bigotes”.

Tras las confesiones que hicieron durante sus declaraciones en el juicio por la presunta financiación ilegal de la formación política, los líderes de la trama cuentan con un gran atenuante al haber colaborado con la Fiscalía.

El exsecretario general del PP de la Comunidad Valencia Ricardo Costa,  cuya participación ha sido valorada por la Fiscalía, se enfrentará a 4 años y tres meses de cárcel en lugar de los 7 años y 9 meses que se habían solicitado.

Una vez acabado los informes de la Fiscalía los 19 acusados han tenido la oportunidad de hacer uso de su última palabra si lo consideran oportuno. Con esto el juicio queda visto para sentencia.