Compartir

Torrent ha celebrado su tradicional homenaje a la escultura del Granerer, una figura muy importante de las fiestas josefinas de la localidad, por representar a todos el colectivo fallero que trabaja para que estos días de celebraciones se recuerden con intensidad.

Las Falleras Mayores de Torrent, María Jesús Rincón y Alexia Manzano, impusieron una corona floral ante esta estatua situada en la avenida El Vedat, en uno de los actos con más sentimiento de las fallas torrentinas.

El alcalde la localidad, Jesús Ros, tampoco ha querido faltar a este homenaje. El primer edil de Torrent, se ha mostrado satisfecho de como han ido las fiestas de este año.

Después del homenja, la comitiva fallera se ha desplazada hasta la plaza del Ayuntamiento para vivir y presenciar la última mascletà de las fallas de 2018.