Compartir

Hace apenas 10 días nos emocionábamos con el nacimiento de una cría de chimpancé en Bioparc Valencia, desgraciadamente desde el parque han confirmado la muerte del animal que ha tenido lugar en la madrugada del 27 de abril. Los cuidadores apreciaron una inmovilidad anormal en la cría que les hizo sospechar lo peor e, inmediatamente, mantuvieron a la madre y cría en observación hasta que finalmente corroboraron el fallecimiento.

El cuerpo no se ha retirado para favorecer el comportamiento habitual de los chimpancés, de este modo la madre y el grupo han sido conscientes de la situación, han aceptado la pérdida y han realizado el “duelo”. Este proceso puede durar varios días, en los que esta singular especie muestra todo un repertorio de actuaciones que evidencian su dolor y elevado grado de percepción de la muerte de un individuo de su “familia”. La necropsia ha confirmado que no había ninguna malformación y únicamente se ha observado el poco desarrollo de la cría, lo cual se relaciona con el elevado porcentaje de muertes perinatales entre los chimpancés.

La cría de chimpancé pertenecía al grupo reproductor de la subespecie Pan troglodytes verus que habita en BIOPARC Valencia. Para los progenitores, Moreno y Natalia, era su primer descendiente, el primer nacimiento dentro del grupo y desde el inicio se ha podido observar un comportamiento ejemplar y totalmente natural por lo que nada parecía presagiar lo sucedido.