Falla municipal
Compartir

Las fallas de Valencia comienzan su cuenta atrás para la plantà del 2018. Las comisiones y monumentos de especial y de primera ya han comenzado a alzar las primeras piezas y empiezan a tomar forma en la calle.

De hecho, la falla municipal de Latorre y Sanz, junto al artista Okuda, llena de colorido la plaza del ‘Cap i Casal’. Se trata de una cabeza de oso, llena de color y elaborada con figuras geométricas.

Otras fallas que también está empezando y avanzando su montaje, debido a sus dimensiones, son las del barrio de Ruzafa o el Pilar.

Falla El Pilar

Las figuras amanecieron el domingo tapadas con un plástico para evitar que se dañasen debido a las previsiones de lluvia. Además, se están tomando precauciones por el fuerte viento, a la espera que remita para la plantà oficial. De momento, trabajan a contrareloj para que esté todo listo y no haya ningún percance.