Compartir

Los huertos urbanos de Sociópolis han vuelto a recibir a decenas de escolares para participar en el cultivo de calabazas ecológicas. Esta iniciativa impulsada desde la Fundación Valenciana de Agricultura y Medio Ambiente busca impulsar la práctica de la plantación, una actividad cada vez más desarraigada de la ciudad pero que es vital para suministrar los alimentos de todos los ciudadanos.

El Colegio Oller de Valencia y el Colegio Público Padre Manjón han sido los dos centros que han impartido sus clases en la huerta valenciana. Allí se ha hecho pedagogía sobre la importancia del cultivo y la figura del agricultor sin olvidar un elemento clave: la alimentación sostenible.

Desde FUVAMA tienen claro que continuarán apostando por estas iniciativas de enseñanza. Y es que inculcar a los niños de hoy los valores agrícolas será clave para que los adultos del futuro cuiden y conserven la huerta valenciana.