Compartir

El Ayuntamiento de Valencia ha aprobado con los votos a favor de todos los grupos municipales, salvo la abstención del grupo Popular, la propuesta del Consejo Social de la Ciudad de València que reivindica unas inversiones justas para la ciudad, acordes con las necesidades de los valencianos y valencianas. Por este motivo se impulsan las acciones necesarias para que los Presupuestos Generales del Estado de 2017 cubran necesidades básicas para el desarrollo de la vida de la ciudad resumidos en tres puntos que ha explicado el alcalde, Joan Ribó que le ha exigido más dinero a Rajoy para Valencia.

Ribó ha exigido al Gobierno Central “unas partidas específicas para lograr los proyectos que consideramos estratégicos para el futuro desarrollo de nuestra ciudad, para la creación de empleo estable y de calidad, y para que los vecinos y vecinas disfruten de los mismos servicios básicos que el resto de grandes ciudades”.  Ribó ha afirmado que “no queremos ser más que ninguno, pero tampoco menos que ninguno. Somos un área metropolitana de 1,6 millones de habitantes, sin duda la tercera del Estado y merecemos un transporte de calidad que conecte a los vecinos y vecinas que se desplazan todos los días para trabajar y por razones de ocio. Exigimos unas cantidades decentes”, ha reclamado el máximo representante del Govern de la Nau, quien ha agradecido todos los votos a favor de esta reivindicación.

Por su parte, el presidente delegado del Consejo Social de la Ciudad de Valéncia, Jordi Peris, ha recordado las cifras de los Presupuestos Generales del Estado 2017, que “han asignado 590 millones de euros a la Comunidad Valenciana, un 33% menos que el año anterior, lo que se traduce en 119 euros por valenciano  frente a los 185 de media de otras ciudades”. Además, ha recordado que “de los 868 millones de euros presupuestados en 2016 sólo se ejecutaron 414, es decir, sólo se acometieron un 47% de las inversiones previstas”, es decir, que, no sólo no se compensa está cantidad de 2016, sino que en 2017 “se agrava aún más”.

Fernando Giner, por parte del grupo Ciudadanos ha explicado su apoyo con un voto a favor “porque apoyamos la falta de financiación y hemos estado colaborando en esta línea. Tenemos que escuchar a la sociedad que reclama lo que necesita”, si bien ha mostrado su discrepancia con la forma en que se han desarrollado las acciones emprendidas desde el gobierno municipal, las que ha calificado como un “un acto nacionalista”.

Por su parte, Alfonso Novo, en nombre del Grupo Municipal Popular, ha reconocido que “los presupuestos deben ser más favorecedores hacia la ciudadanía”, que supone un 20% de la población de toda la Comunidad Valenciana, y nos abstenemos por “respeto al Consejo y a la ciudadanía”.