Compartir

Cada vez la sociedad vive más al margen de la agricultura de su tierra y eso es algo que desde la Asociación Valenciana de Agricultores saben y quieren evitar. Por ello tanto AVA-ASAJA como FUVAMA han puesto en marcha una iniciativa destinada a los escolares con la que poner en valor la huerta de Valencia y los cultivos propios como las calabazas.

En esta ocasión han sido un total de 25 escolares del colegio Padre Manjón de La Torre los que han protagonizado la jornada en los huertos urbanos de Sociópolis. Un proyecto vital para que los más pequeños aprendan sobre la ciudad en la que residen.

Además de haber tenido la oportunidad de recoger las calabazas plantadas por ellos mismos en el mes de abril, los estudiantes han conocido los diferentes secretos de la huerta de Valencia y han participado en un concurso de dibujo en el que han plasmado esta rica experiencia.