La imagen de la Virgen de los Desamparados ha vivido su multitudinario traslado desde la Basílica hasta la Catedral acompañada por miles de personas, este año el manto es de color naranja, ha sido donado por una de sus seguidoras. La tradición del traslado viene desde hace casi 100 años cuando el periodista Azatti menospreció los actos de la Virgen y decía que tenían poco seguimiento, la ciudadanía salió en masa a la calle y desde entonces se celebra el traslado de la Virgen de los Desamparados.

Esta tarde, a las 19 horas, tendrá lugar la procesión general desde la Catedral hasta la Basílica, que también contará con la participación del prelado y que recorrerá las calles del centro de la ciudad con la imagen peregrina. Este domingo ha empezado con un castillo de fuegos artificiales, dançàs, missa descoberta y a las 8 de la mañana ha empezado la missa d’Infants que ha reunido a decenas de miles de personas en la plaza de la Virgen, lugar de encuentro al que han llegado desde varios municipios valencianos en peregrinación, a pie, cada uno con sus promesas.

El cardenal Antonio Cañizares oficia la Missa d´Infants, canta la Coral Juan Bautista Comes, dirigida por Cristina Contreras, acompañada por la Orquesta del Conservatorio José Iturbi de Valencia, dirigida por Vicente Chuliá y con la intervención de la Escolanía de la Virgen de los Desamparados.