Un total de 39 personas han sido intoxicadas tras comer mejillones de origen gallego, causado por norovirus. Los enfermos evolucionan favorablemente, según informan las autoridades de la Comunidad Valenciana, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición ha sido la encargada de difundir la alerta.

El producto se ha distribuido en la Comunidad Valenciana y Navarra y está siendo retirado del mercado. Se ha informado de estos hechos a las Autoridades competentes de las Comunidades Autónomas a través de la Red de Alerta Alimentaria nacional (SCIRI). Como medida de precaución, se recomienda a aquellos que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo. Según informan el mejillón afectado estaba cocido congelado, a través del estudio epidemiológico realizado por las autoridades competentes, se tomaron tres muestras de heces de afectados, detectándose la presencia de norovirus. También se procedió a la toma de muestra prospectiva del producto sospechoso de una caja del mismo lote y proveedor, detectándose la presencia de Norovirus GI y GII.