Compartir

Miles de personas se han concentrado en la Plaza de la Virgen para el tradicional besamans público a la patrona de los valencianos. Las puertas de bronce de la Basílica se han abierto a las 7 de la mañana y estuvieron hasta pasadas la media noche.

La imagen peregrina de la Virgen María, situada en el centro del altar mayor, está girada hacia su camarí, donde tiene lugar el culto Los Seguidores de la Virgen, la Corte de Honor de la Virgen María y la Fundación Virgen María de los Inocentes y Desamparados (MAIDES)  en los exteriores artículos a la venta, con la imagen de la Virgen, la recaudación de la cual se destinará a la labor de MAIDES.

Se espera que pasan y besan a la Geperudeta unas 25.000 personas por la Basílica. Por eso el Ayuntamiento ha puesto todas las medidas de seguridad. Un año más, tradición y fervor en pleno corazón de la ciudad de Valencia.