Compartir

Las lluvias que se esperan para el fin de semana vendrán muy bien para los pantanos valencianos, que a pesar de las lluvias de esta primavera se encuentran en un nivel crítico para pasar el verano.  El embalse de Contreras, que sirve de frontera entre las provincias de Valencia y Cuenca, está a un tercio de su capacidad y es especialmente preocupante esta situación porque su capacidad junto a la del embalse de Escalona, suponen el 59 % de la capacidad de todos los pantanos valencianos.