Compartir

La Directora General de la Fundación Trinidad Alfonso, Elena Tejedor, ha estado en el programa de debate de 7 Televalencia Ágora con Sylvia Costa. Allí ha contado sus impresiones de la prueba deportiva por excelencia de la ciudad. Según ha resalto “ha sido la mejor edición de la Maratón de Valencia, desde que está la Fundación Trinidad Alfonso en la prueba, hemos disfrutado todos muchísimo, tanto los corredores como los que durante todo un año estamos trabajando”.

Elena Tejedor indica que “el presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, Juan Roig, quiere que el Maratón de Valencia sea el mejor del mundo, porque es muy ambicioso y quiere hacerlo en todos los términos, el que mejor trato da al corredor, ese ha sido nuestro propósito, lo hablamos mucho con Paco, Valencia es una ciudad estupenda pero lógicamente en muchas cosas es imposible que compita con grandes capitales del mundo como puede ser Nueva York, Chicago, Tokio, Londres. Tenemos otras cosas, con nuestras dimensión, tener un Maratón de esta envergadura es un gran logro, pero vamos a por todas, como decía Paco Roig, no hay límites, nosotros queremos ver hasta dónde logísticamente podemos llegar, la ciudad lo que puede absorber, para ello necesitamos la complicidad de todos los sectores, hoteles, restaurantes, comercios, que ellos sin duda ofrecen todo un paquete. Al final la sensación del corredor no es solo el Maratón”. El papel del voluntario es muy de agradecer, según Elena Tejedor, “tienen que ser el más bonito, el avituallamiento, la sonrisa, el dar la manta térmica cuando llegan, acoger al corredor, eso es importantísimo, al final eso es lo que se llevan los corredores, lo bien que están tratados. Esto se produce porque el voluntario está contento y motivado, hemos profesionalizado lo de poner vallas, trabajo más duro que creemos deben hacer otras personas”.

Otro de los aspectos que subraya la Directora General de la Fundación Trinidad Alfonso es la concienciación que consiste en “decirle a una persona que te vamos a cortar la calle, te vamos a molestar, te avisamos con tiempo, para que te organices, si además te sumas a la fiestas, pues mucho mejor. La animación tiene una doble cara, a las 8:30 hay unos tambores debajo de tu casa, un domingo que te gusta estar entre las sábanas, con lo cual o te apetece y te integras o te acuerdas de todo, los organizadores somos conscientes y avisamos con anticipación. También es muy importante ser muy rápidos, estamos haciendo mucho esfuerzo en que la gente y la ciudad viva la prueba antes, pero en el momento en que acabe, hagamos todas las tareas de limpieza, de recogida, apertura al tráfico, lo más rápido posible. Esto hemos ido aprendiendo y perfeccionado a lo largo de estos años, yo creo que eso al final la gente lo percibe”.

Sobre el turismo que atrae el Maratón, la Directora General de la Fundación Trinidad Alfonso indica que es “muy especial porque vienen en familia, vienen acompañados, es gente con unos determinados hábitos, yo creo que eso para la ciudad es muy bueno porque son gente muy respetuosa la que viene a correr el Maratón, eso acaba contagiándose también. Me gusta porque es gente que se ha preparado un reto, haciendo una actividad tan sana como es correr, que mejor ejemplo para los niños. Sin duda sin la complicidad de toda la gente de la ciudad no hubiera sido posible. Una ciudad entregada, nosotros que hemos viajado por el mundo, la diferencia entre un Maratón y un gran Maratón es que la ciudad sea cómplice, si no lo es, no puedes llevar la prueba por el centro de la ciudad, eso es lo que la gente busca al final, esos maratones que van por la periferia, carreteras, resultan mucho más complicados”.