limpieza
Compartir

El dispositivo especial de limpieza para la celebración de Fallas impulsado por la Concejalía de Gestión de Residuos Sólidos del Ayuntamiento de Valencia ya está en funcionamiento. No solo se extenderá hasta el próximo 19 de marzo, incluidos los servicios de limpieza y recogida de cenizas de la Nit de la Cremà, sino que también se prolongarán hasta el próximo día 23 de marzo “para conseguir unas condiciones óptimas de limpieza viaria en la ciudad”, según ha explicado la concejala Pilar Soriano.

En total, respecto a las Fallas de 2017, se prevé un incremento del 4,95% en cuanto a las jornadas de los medios humanos, mientras que los medios mecánicos se aumentarán en un 0,55 %.

Soriano ha destacado “el esfuerzo del Ayuntamiento para potenciar unas celebraciones sostenibles” y ha recordado varias iniciativas que redundarán en un buen estado de la ciudad en cuanto a la limpieza, como por ejemplo la instalación de 200 papeleras de envases en rutas de gran intensidad turística en Ciutat Vella y Russafa, el inicio de la campaña ‘Ara pots pujar el reciclatge’ para recoger centenares de kilos de envases y botes durante las mascletaes o una nueva edición de la campaña de reciclaje de vidrio –este año bajo el nombre de ‘La Reciclà’- con la colaboración de cerca de tres centenares de comisiones falleras de la ciudad de Valencia.

“Entre todas y todos podemos contribuir a la consecución de la ciudad que merecemos, también durante las Fallas, por eso es importante sumar el gran esfuerzo que hacemos desde el consistorio con todo el personal de limpieza y recogida de residuos y la colaboración del mundo fallero, del resto del vecindario y de todas las personas que nos visitan en estas fechas”, ha dicho Soriano.

El dispositivo especial de limpieza prevé, por ejemplo, el trabajo durante la Nit de la Cremà para la recogida de cenizas de más de medio millar de medios humanos y más de 260 mecánicos. También incluye el trabajo desde el día 20 hasta el 23 con barridos manuales y mecánicos y baldeo para recuperar los estándares habituales en la limpieza de la ciudad.