Compartir

El pleno de julio de la Diputación de Valencia ha aprobado este martes el listado de proyectos del Plan de Servicios y Obras Municipales (SOM), lo que permite a los ayuntamientos empezar a contratar las obras de un programa renovado que tiene una dotación global de 34 millones de euros, y ha dado luz verde a la modificación de crédito que permite destinar alrededor de 9 millones de euros del superávit a distintos proyectos y partidas sociales, medioambientales y de conservación del patrimonio.

El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, ha destacado “el componente social de estas asignaciones económicas que alcanzan prácticamente a todas las áreas y que inciden en temas como la creación de una red de municipios contra la violencia de género, destinar más dinero a los municipios afectados por las lluvias en un año muy duro, lo que servirá para completar las ayudas de la Generalitat, ampliar las subvenciones a Bienestar Social e instalaciones deportivas o acometer la reforma del Teatro Principal, entre otras actuaciones”.

Por su parte, la vicepresidenta, Maria Josep Amigó, ha explicado que “se ha acordado destinar el superávit a las líneas que distribuyen los recursos con criterios objetivos y sin favoritismos, priorizando aspectos patrimoniales, medioambientales y sociales y colaborando con el resto de administraciones”. Amigó se ha referido igualmente a la simplificación del SOM, el antiguo PPOS, y ha avanzado una mayor dotación para la prevención de incendios en el interfaz urbano-forestal.

El equipo de gobierno provincial ha destinado, por ejemplo, un millón de euros a los municipios afectados por las lluvias, otro millón de euros a la ampliación de las subvenciones para Bienes Muebles e Inmuebles y alrededor de 900.000 euros para la reforma del Teatro Principal, “un edificio emblemático que no podemos permitir que se deteriore”, ha apuntado el presidente.

También hay una partida extraordinaria de un millón de euros para Bienestar Social, de donde se destinarán alrededor de 400.000 euros a la puesta en marcha de la Red de Municipios contra la Violencia de Género; 500.000 euros para reforzar la profesionalización de los productos turísticos; otro medio millón de euros para las Brigadas Verdes, donde se destinará a los brigadistas de mayor edad; otros 300.000 euros para el convenio de transporte interurbano con la Generalitat y 200.000 euros para las oficinas de atención a víctimas de la violencia de género.

Refuerzo del municipalismo

Rodríguez y Amigó han coincidido en la importancia de la autonomía de los alcaldes y alcaldesas por la que apuesta esta Diputación a través de programas como el SOM, que además “demuestra la responsabilidad de los municipios y la potente maquinaria que ponen en marcha los ayuntamientos para poder sacar en los plazos establecidos estos procesos de contratación y ejecución de las obras, lo que evidencia el potencial del municipalismo”.

El presidente y la vicepresidenta se han referido a otras medidas e iniciativas que podrán llevarse a cabo con esta modificación de crédito, como el proyecto de acondicionamiento del Hospital Psiquiátrico de Bétera, el acuerdo con el Instituto Valenciano de Finanzas para combatir la exclusión financiera de los pueblos más pequeños o la promoción turística de los municipios con programas como la Capitalidad Alimentaria de València o la implicación en la concepción de una nueva Marina.