accesos
Compartir

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, y el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, han presentado el documento en el que se detallan los accesos necesarios que requerirá la AP-7 tras su liberalización en 2019 para mejorar su conectividad y que ya ha sido remitido al Ministerio de Fomento para su toma en consideración.

Este documento, ha explicado la consellera, ha sido elaborado de forma conjunta por los técnicos de la conselleria y por los municipios por los que atraviesa la conocida como Autopista del Mediterráneo, ante “la falta de planificación que tuvo el anterior equipo de gobierno con una infraestructura que es esencial para la vertebración de la Comunitat y la que hay que dar una solución tras su liberalización”.

En total se trata de diez actuaciones en ocho localidades diferentes, de las cuales siete son nuevos accesos y tres mejoras en las vías ya existentes.

En este sentido, Salvador ha incidido en que “llevamos trabajando en el análisis de la conectividad de la AP-7 desde hace tiempo, porque para optimizarla y convertirla en un eje vertebrador del territorio que permita mejorar la movilidad de los ciudadanos es necesario acometer la mejora de la conexión con los municipios por donde pasa”.

María José Salvador y Carlos Domingo durante la presentación del estudio.

Además, ha recordado que “somos la “quinta Comunidad Autónoma -tercera si exceptuamos el País Vasco y Navarra- con un mayor porcentaje de autopistas de peaje, un 35% sobre el conjunto de autopistas y autovías del Estado español, lo que nos deja en una situación de clara desventaja.

En este sentido, Salvador ha recordado que la Generalitat ha estado trabajando en este documento desde mayo de 2017 con todos los municipios afectados. De hecho, la consellera mantuvo una reunión de trabajo con estas localidades que sirvió como punto de inicio de una serie de trabajos encaminados “a analizar soluciones y recopilar propuestas para instar al Ministerio de Fomento a ejecutarlas”.

Tras presentar estas propuestas a Fomento, la consellera ha indicado que “se deberá continuar trabajando en su definición durante la Comisión de Seguimiento de la AP-7 que el Ministerio se comprometió a convocar en su día y que ha sido reafirmada por el actual ejecutivo”.

Este grupo de trabajo tendrá por objetivo la definición de las actuaciones de mejora de la conectividad de la AP-7 de cara al fin de la concesión en el 2019 y, tal y como confirmó el actual ministro, José Luis Ábalos, tendrá el documento elaborado por la Conselleria como base.

Para la titular de Obras Públicas, “en la coyuntura económica actual, el objetivo de cualquier nueva actuación debe pasar por optimizar el aprovechamiento de las infraestructuras existentes y conseguir así una distribución del tráfico entre las alternativas viarias acorde a la capacidad y funcionalidad de las mismas como se recoge en la propia Ley de carreteras del Estado”.

La AP-7 será gratuita a partir de 2019