debate
Compartir

(EFE).- El debate en el que se medirán el próximo 15 de mayo Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López tendrá el formato clásico de los grandes debates políticos en España: apertura, tres bloques temáticos y cierre, con el llamado “minuto de oro” a cargo de Sánchez, en una sala sin presencia de militantes.

El debate, que durará unas dos horas, comenzará con un turno de apertura de un minuto para cada candidato en este orden decidido por sorteo: Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López. A continuación habrá tres bloques temáticos -político, socioeconómico y de modelo de partido- de 27 minutos cada bloque (nueve por candidato).

El bloque político lo cerrará la presidenta andaluza, el socioeconómico Patxi López y el de modelo de partido, Pedro Sánchez, según lo decidido por sorteo, mientras que en el minuto final el orden de intervención será: Díaz, López y Sánchez.

A diferencia del debate de las primarias de 2014, que protagonizaron los entonces candidatos Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, no habrá militantes en la sala, sino periodistas. En aquella ocasión la moderadora fue la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego, y los candidatos contestaron sus preguntas y también las de algunos militantes, ya que en la sala había 33 afiliados de cada una de las candidaturas.

A la espera del último sorteo

Para una próxima reunión técnica se han pospuesto asuntos ligados a la escenografía, tales como la situación de los candidatos y si estarán de pie o sentados.

Como si se tratara de un debate entre candidatos a presidentes del Gobierno, en esa reunión técnica se sorteará también el orden de llegada a Ferraz, ya que el presidente de la gestora, Javier Fernández, recibirá a cada uno de ellos antes de posar en un “fotocall” previo.