Compartir

Un equipo de investigadores americanos han descubierto un nuevo planeta mucho más caliente que la mayoría de las estrellas rodeado de una capa de gas que arrastra una cola como si fuese un cometa.

Este nuevo cuerpo orbita una estrella situada a 650 millones de años luz de la Tierra y su temperatura oscila entre los 7000 y los 9000 grados centígrados.