Compartir

Con motivo de los graves disturbios ocurridos durante las fiestas de otros municipios próximos a la Pobla de Farnals, la Policía Local de la localidad ha desarrollado un operativo especial durante las Fiestas Patronales. Las acciones, centradas principalmente en tareas preventivas, se han llevado a cabo a través del aumento de presencia policial en los lugares frecuentados por gran afluencia de personas, como parques, jardines, la estación de metro, etc.

Gracias al trabajo desarrollado por la Unidad Canina, entre el 30 de agosto y el 10 de septiembre los efectivos policiales han denunciado a 29 ciudadanos por consumo o tenencia de estupefacientes. La media de edad de las personas sancionadas es de 20 años, siendo 10 personas menores de edad, lo que representa el  34’5 por ciento del total. Durante los operativos también se ha procedido a la incautación de un total de 5 armas blancas a distintas personas, con edades comprendidas entre los 16 y los 19 años. Por otro lado, por infracción de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y Gobierno Municipal, se ha propuesto para sanción a una persona por la rotura de cristales en un parque público.

David Gallego, jefe del cuerpo policial, ha destacado que el resultado del operativo especial “ha sido muy satisfactorio, ya que no se han registrado incidentes graves durante las Fiestas Patronales, gracias tanto a nuestras acciones como a la presencia de la Guardia Civil y del servicio de seguridad de FGV”.

En este sentido, el alcalde de la Pobla de Farnals, Enric Palanca, ha matizado que es destacable “la profesionalidad alcanzada por los integrantes de la plantilla del Cuerpo Policial a través de las continuas actividades formativas realizadas y organizadas desde el propio Ayuntamiento”.