Compartir

La infrafinanciación valenciana ha hecho mover ficha a la Diputación de Valencia en materia de educación. A pesar de que el mantenimiento de colegios públicos es una competencia municipal, la corporación ha decidido lanzar una iniciativa con la que ayudar a 44 centros dada la falta de recursos que hay para sus infraestructuras.

Este primer Plan Municipal de Mantenimiento de Colegios beneficiará a 14.000 alumnos valencianos de 14 comarcas diferentes. La selección de los centros la ha realizado la propia conselleria de Educación siguiendo criterios de urgencia, territorialidad y población del municipio.

La Diputación de Valencia se ha destacado que será un total de siete millones de euros lo que se destine del presupuesto a estas ayudas directas. Aseguran que es un Plan con el que se ratifica la colaboración entre los Ayuntamientos, la Generalitat y la propia Corporación Provincial y que su nacimiento cuenta ya con voluntad de continuidad.