Compartir

David Casinos ha anunciado esta mañana su retirada de la disciplina que le ha convertido en una leyenda del deporte paralímpico, con un total de cinco medallas en otros tantos Juegos (cuatro de oro y una de bronce) y otras 21 entre Mundiales y Europeos. “La llama del atletismo se ha agotado”, señaló Casinos, de 45 años, en el acto celebrado en la Fundación Trinidad Alfonso. “Tras los Juegos de Río me tomé un tiempo para reflexionar, y al retomar los entrenamientos supe que había llegado el momento de dejarlo. Sin embargo, esto no es un adiós, es un hasta luego”.

Efectivamente, el campeón paralímpico aprovechó la noticia de su retirada para anunciar que continuará compitiendo al máximo nivel con un deporte diferente: el ciclismo, formando tándem con el piloto olímpico José Antonio Villanueva y con la firme intención de llegar a los Juegos de Tokio 2020. “Un día llamé a José Antonio y me dijo que teníamos que probar. La bicicleta me ha gustado desde siempre, y es un deporte que ya practicaba junto a mi hermano antes de perder la visión. Ahora competiremos en un velódromo, aunque antes hemos tenido que reforzar el tándem porque se partía”.

La responsable de la Fundación Trinidad Alfonso, Elena Tejedor, ha reconocido que su primera reacción al conocer la decisión de Casinos fue de “tristeza, si bien estamos seguros de que sabrá transmitir su fuerza y sus valores a esta otra disciplina. David es integrante y miembro desde el principio del proyecto FER, y nadie es capaz de irradiar más valores de la cultura del esfuerzo. La suya es una decisión muy valiente”. Por su parte, el vicepresidente del Comité Olímpico Español, Alberto Jofre, ha afirmado que “el movimiento paralímpico le está tremendamente agradecido a David Casinos, ya que representa un ejemplo de persona completa en todos los sentidos, como una especie de Miguel Ángel que es capaz de hacer de todo”.