Compartir

A menos de 90 kilómetros de la ciudad de Valencia hemos encontrado 4 parajes fluviales donde hay cascadas muy bonitas que son un buen plan para visitar con amigos o familia, a continuación os explicamos los detalles.

GORGO DE LA ESCALERA (ANNA)

A 69 kilómetros de Valencia encontramos un gran cañón esculpido por las aguas del río en el municipio de Anna, se trata del espacio natural conocido como Gorgo de la Escalera, ya que se accede a la zona a través de 136 escalones. Es un buen lugar para relajarse disfrutando del paisaje y de los sonidos del agua que cae en forma de cascada sobre el barranco. Es un lugar con mucho encanto, hay que bajar por una zona perfectamente habilitada con escaleras y barandilla. Encontramos rocas, cascadas, zonas de mayor y menor profundidad. Las aguas son cristalinas, con el fondo limpio y lleno de pececitos.

Es un sitio genial para visitar en verano en plena naturaleza apenas 45 minutos de Valencia un paraje donde hacer excursiones y bañarse en los meses de verano. También es ideal para los niños porque después de estar un rato caminando pueden darse un chapuzón. Para acceder hay que circular por A-7 hasta la salida 396, a partir de ahí seguimos por una carretera secundaria hasta llegar a la zona donde están los escalones.

SALTO DE LA NOVIA (NAVAJAS)

A 60 kilómetros de la ciudad de Valencia podemos disfrutar del paisaje de la zona conocida como “Salto de la Novia” en Navajas, hay una cascada de 60 metros que cae sobre un paraje muy bonito con mucho verde. Enfrente de la cascada, se puede ver el monte Rascaña y en su interior hay una enigmática cueva, llamada del Reloj por la puntiaguda piedra que encontramos a su entrada, la proyección de su sombra señalaba la hora a los agricultores que frente a ella trabajaban los campos.  Se accede al paraje gracias a la V-21 y más tarde la A-23 en dirección a Teruel.

POU CLAR (ONTINYENT)

A 87 kilómetros de la ciudad de Valencia encontramos el paraje fluvial Pou Clar d ‘Ontinyent, allí nace el río Clariano y en sus primeros tramos de recorrido se forman pozos excavados por el agua sobre roca calcárea creando láminas de agua con formas redondeadas. Como curiosidad destacar que cada pozo tiene un nombre, que de arriba a abajo se llaman “Pou dels Esclaus”, ”Pou Clar”, “Pou Gelat”, “Pou de la Reixa”, “Pou Fosc” y “Pou dels Cavalls”, algunas cascadas llegan a alcanzar los 10 metros de altura. Se puede acceder a través de la A-7.

SALTO DE CHELLA

A 70 kilómetros de la ciudad de Valencia se encuentra el salto del Chella, está muy cerca de Anna, en algunas épocas del año puede verse  una impresionante cascada de 25 metros de altura. Hay una cueva natural llamada “La cueva que llueve”, donde hay estalactitas y estalagmitas producidas por las filtraciones de agua de la propia cascada. Además, al salir de esta cueva hay una zona con abundante vegetación llamada “Paraíso”. Hay un pequeño lago, no es muy fácil de acceder, hay que ir con precauciones y bien informados previamente.