Compartir

Valencia trae entre manos hacer realidad una de las obras más ambiciosas: La Estación del Parque Central, una obra muy ambiciosa y costosa pero no imposible. De momento se ha terminado el tramo de Sant Marcel·lí a Camí Real pero todavía queda mucho para hacer.

Estas instalaciones permitirían un trasiego de 50 millones de pasajeros al año. Una cifra de vértigo que supone remover el suelo de la ciudad para ganar la profundidad necesaria.

Pero para continuar con las actuaciones es necesario que las administraciones lleguen a un acuerdo para impulsar la parte más complicada.

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó ya ha manifestado su voluntad de trabajar para llegar a un acuerdo rápido.

Ribó ha recordado que en el Parque Central se está acabando la parte de las obras del jardín que corresponde en la zona Russafa-Malilla para conectar Pérez Galdós y Giorgeta.

La Estación del Parque Central será una de las grandes infraestructuras que pondrá a Valencia en el punto de mira del desarrollo comercial e industrial, no solamente de España, sino de toda Europa.