Compartir

El consumo de pescado es muy beneficioso para nuestra salud. La ingesta de este alimento aporta numerosos nutrientes que tienen un efecto positivo en el organismo. Existen dos tipos de pescados, los blancos y los azules y estos últimos se caracterizan por tener más grasas poliinsaturadas que nos ayudan a reducir los niveles de colesterol malo pero también son más calóricos.

Para que el pescado conserve todos sus nutrientes deberemos tener en cuenta el cocinado, pero todo dependerá del tiempo que dispongamos para cocinar. Es mejor prepararlo al vapor o a baja temperatura.

Nuestra dieta debe incluir varias ingestas de pescado a la semana. Los expertos recomiendan consumirlo entre tres o cuatro veces y que equilibremos el consumo de carne con el de pescado.

Lo que está claro es que el pescado es un parte esencial de nuestra alimentación y nunca debemos eliminarlo por completo de nuestra dieta.