Compartir

Moixent ha sido el enclave escogido por la Diputación de Valencia para presentar la última campaña estival de prevención de incendios. Allí el presidente de la Corporación, Jorge Rodríguez, ha encomendado al Consorcio de Bomberos la dirección operativa de las brigadas forestales pertenecientes a la propia Diputación. Todo con el objetivo de profesionalizar el servicio y coordinar de la forma más efectiva posible.

Sobre el terreno, Rodríguez y los responsables del Consorcio de Bomberos y de Emergencias han podido comprobar el trabajo de prevención de las brigadas forestales que día a día limpian los perímetros de las urbanizaciones.

Un total de 112 brigadas de la Diputación con 5 miembros cada una ampliarán el horario de vigilancia con el objetivo de minimizar el impacto de los incendios forestales y evitar así viviendas calcinadas y campos devastados por las llamas.

Con el fin de garantizar un servicio de calidad capaz de dar respuesta a situaciones de emergencia, la Diputación de Valencia ha destinado más de 40 millones del presupuesto para los equipos de bomberos y brigadas forestales permitiendo la dedicación de 1.600 efectivos y 38 medios aéreos y terrestres.