Compartir

El Juzgado Número Cuatro de Instrucción de Paterna ha dictado una sentencia judicial condenatoria ante un caso de abandono animal en Burjassot. Los hechos probados ocurrieron en noviembre de 2017, cuando la mujer denunciada dejó abandonada, en la vía pública, a su perra llamada Lucy, sin ningún tipo de identificación. La denuncia fue interpuesta, en la Policía Local de Burjassot, desde la Protectora de Animales de Burjassot (SPAB), donde fue a parar el animal abandonado.

Puesto que tales hechos son constitutivos de delito leve de abandono animal, recogidos en el artículo 337 bis del Código Penal, la sentencia ha fallado que la denunciada es responsable de tal delito y por ello se le condena a la pena de 45 días de multa con cuota diaria de tres euros y cuya falta de pago conllevará la privación de libertad de la condenada un día por cada dos cuotas diarias de multa no satisfechas. Además, por vía de responsabilidad civil, la condenada deberá indemnizar a la Sociedad Protectora de Animales de Burjassot (SPAB) en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia en relación a la factura que se aporte sobre los gastos ocasionados por la exploración, análisis y vacunas del animal abandonado, condenándole asimismo al abono de las costas causadas.

Cabe destacar la implicación en el caso de la UPAN, la Unidad de Protección Animal de la Policía Local de Burjassot, quien cursó un atestado muy trabajado y riguroso.