Compartir

Altas dosis de proteínas, calcio o hierro, estos son algunos de los principales nutrientes que podríamos asignarle a alimentos como la carne o la leche, pero también a otros menos comunes en España como son los grillos. Comer insectos es una tendencia en auge que pronto llegará a Valencia de la mano de la startup Insectfit.

Insectfit trabaja día a día en la elaboración de productos a base de insectos como barritas energéticas de grillo o gusano de harina deshidratado. Una idea que ha impresionado a la aceleradora de empresas de Juan Roig, el Programa Garaje de Lanzadera, para llegar al sector fitness nacional.

Algunos estudios han demostrado que insectos como el grillo tienen cinco veces más magnesio que la carne, tres veces más hierro que las espinacas e incluso dos veces más calcio que la leche. Por eso desde esta startup valenciana se apuesta por los insectos como alimento pero siempre con fórmulas ricas para el paladar.

Insectfit está a la espera de que el Parlamento Europeo aplique próximamente el nuevo reglamento de distribución de alimentos. Una vez entre en vigor, estos productos valencianos comenzarán su comercialización a través de Internet para posicionarse como la primera empresa española de este peculiar sector gastronómico.