Compartir

El Colegio Santa Cruz de Mislata está de estreno con un nuevo huerto urbano. El gigante sueco IKEA y la organización solidaria Save the Children han sido los responsables de desarrollar este nuevo espacio educativo. Una iniciativa sin ánimo de lucro para que los más pequeños puedan ser educados en materia de inclusión, solidaridad y respeto.

Gracias a este patio los niños tendrán la oportunidad de aprender y jugar dentro de un modelo de educación más integrador y cooperativoPara eso fundamental el trabajo de empresas como Ikea y entidades como Save the Children pero sin olvidar el papel de las administraciones públicas.

Desde Ikea y Save the Children tienen claro que continuarán apostando por este tipo de iniciativas el próximo curso para así luchar por la población infantil más vulnerable del territorio valenciano.