Compartir

Consumir productos valencianos resulta imprescindible para la recuperación económica y la generación de empleo en la Comunitat, una idea que las empresas de aquí tienen muy clara y que están defendiendo a través del Club de Primeras Marcas.

Esta iniciativa impulsada por el Club Marketing Mediterráneo nació hace dos años con el apoyo de diez empresas valencianas. A día de hoy el número se ha duplicado beneficiando en el impulso de la Marca Valencia.

Formar parte del Club de Primeras Marcas es sinónimo de calidad y crecimiento. Entrar en él exige cumplir una serie de requisitos y superar la autorización de los componentes a través de un sistema de votación.

Defender las marcas valencianas y generar sinergias es la misión del Club de Primeras Marcas. Su objetivo es seguir creciendo y lograr transmitir los valores de las empresas valencianas por todo el mundo.