Compartir

Desde los primeros días de marzo, podemos encontrar en cada esquina de Valencia un puesto ambulante de Churros y Buñuelos Por este motivo. La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana ha lanzado una serie de consejos para que nuestra salud no peligre cuando disfrutemos de estos dulces tan típicos de las fallas.

El mero hecho de que estén en la calle, supone un riesgo para los alimentos por lo que las churrerías debe proteger sus productos con vitrinas o sistemas parecidos y los utensilios para cocinar deben estar escrupulosamente limpios.

Des la Unión de consumidores animan a la sociedad a implicarse en que la calidad de estos productos sea la adecuada y a denunciar cualquier irregularidad ante las autoridades competentes.

Los defensores del consumidor de la Comunitat Valenciana hacen hincapié en este aspecto para que los valencianos podamos disfrutar de las Fallas sin tener que sufrir ningún tipo de problema de salud por el mal estado de algunos productos alimenticios.