Compartir

Casa Caridad alerta de la soledad que padecen las personas sin hogar con una campaña de sensibilización social que ha denominado “Mucho más que comer”. Y es que precisamente la alimentación es sólo una de las necesidades de este colectivo, que a menudo se ve privado de redes de apoyo que le ayuden a su reinserción. Así lo refleja el “V Informe de las Personas sin Hogar en Valencia” realizado por el departamento de Trabajo Social de la entidad y que pone de manifiesto el perfil de los usuarios sin techo de la Casa.

En el informe destaca el aumento de españoles atendidos a través del servicio de albergue, que representan el 67’8% del total de los usuarios, 8 puntos porcentuales más que en 2016. Destaca también la presencia de  hombres, entre 41 y 65 años, con patologías asociadas. El estudio incide en la falta de apoyos sociales como característica común de la mayoría de los usuarios, fenómeno que tiene influencia directa en su situación de vulnerabilidad.

Mucho Más que Comer

Casa Caridad contempla un conjunto de actuaciones y programas enfocados a fomentar la recuperación de habilidades sociales de las personas en riesgo de exclusión social y apoyarlas en su reinserción sociolaboral. Por eso, a pesar de que el servicio de comedor de la entidad es fundamental ya que permite que se sirvan a medio día más de 500 raciones de alimento diarias, son muchos otros recursos los que la ONG ofrece enfocados a la inclusión social.

“Somos conscientes de que para trabajar por la inclusión real hay que ofrecer otros recursos que van más allá de las necesidades básicas de techo y vivienda. Con la campaña “Mucho Más que Comer” queremos promover una mayor conciencia tanto de las necesidades de los colectivos en riesgo de exclusión como de los instrumentos que pueden darse para mejorar su situación”,explica el presidente de la institución, Luis Miralles.

En busca de soluciones

Son muchas las circunstancias que pueden desencadenar la soledad y llevan a los usuarios a solicitar ayuda en la ONG, entre ellas, los conflictos familiares y laborales o los trastornos mentales. En este último caso, el estudio insiste en cómo muchas de estas patologías no siempre han sido diagnosticadas antes de que los usuarios acudan a la entidad. Por eso, desde Casa Caridad se les acompaña en el seguimiento médico y se establecen unas pautas acompasadas a las intervenciones psicosociales.

“Buscamos reforzar tanto la autonomía como la autoestima de nuestros usuarios y dotarles de la seguridad necesaria para enfrentarse a nuevos proyectos. Queremos apoyarles en todo lo que sea posible y que se sepa que esto es, sin duda, “Mucho Más que Comer”, concluye el presidente.

La campaña de sensibilización tiene como objetivo concienciar de la necesidades específicas de las personas solas y de cómo desde la entidad se trabaja para que sean atendidas. Casa Caridad se sostiene gracias al apoyo de los valencianos que participan en su 70% financiación, solo el 30% de los fondos de los que dispone la organización se corresponden con subvenciones públicas.