Capital Gate
Compartir

El mérito de ser el edificio más inclinada lo tiene el Capital Gate de Abu Dabi, un rascacielos  de 2010. Sus 160 metros, que lo convierten en uno de los más altos de los Emiratos Árabes, se distribuyen en treinta y cinco plantas y se inclinan dieciocho grados gracias a los  sistemas tecnológicos que se usaron en su construcción. Este mastodonte de la arquitectura moderna, que se ha convertido en un atractivo para los turistas, está sujeto al suelo con 490 pilotas de 30 metros. El récord fue certificado por el Guinness y desplazó al segundo puesto a las Torres KIO de Madrid, con una inclinación de quince grados.