capilla
Compartir

Iberdrola ha inaugurado la nueva iluminación de la Capilla del Santo Cáliz de la Catedral de Valencia, después de haber llevado a cabo un amplio proceso de renovación acorde con las necesidades y la relevancia de esta capilla construida en el siglo XIV.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el cardenal arzobispo, Antonio Cañizares, han participado en el acto de encendido de la iluminación ornamental de la capilla, que va a permitir reducir el consumo eléctrico en más de un 60% y un ahorro de emisiones de CO2 cercano a las 2,5 toneladas al año.

Durante su intervención, Ignacio Galán ha resaltado que la actuación realizada en la Capilla del Santo Cáliz es una de las más destacadas del programa de iluminaciones que desarrolla Iberdrola a través de su Fundación en España y que se enmarca dentro del compromiso de la compañía con el desarrollo económico y social de todos los territorios donde opera la compañía.

Asimismo, Galán ha destacado que el trabajo se ha realizado aplicando las más modernas tecnologías con una mínima intervención en el espacio, dando la mejor respuesta a los diferentes usos de la capilla y garantizando la sostenibilidad de la instalación, uno de los objetivos prioritarios para la compañía, comprometida firmemente con el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

El proyecto de iluminación al detalle

Iberdrola y el Cabildo de la Catedral firmaron un convenio en 2016 para la renovación de la iluminación de la Capilla del Santo Cáliz, continuando así con una colaboración que comenzó en 1999 con la iluminación de la Catedral de València.

La compañía ha instalado un total de 38 proyectores y 28 metros de tiras de tecnología LED, más eficiente y sostenible, por lo que se ha mejorado sustancialmente la iluminación general de la sala. Se han añadido dos focos específicos para la zona de lectura y se han sustituido los fluorescentes de la hornacina del Santo Cáliz.

Además, la versatilidad de esta nueva instalación permite una iluminación parcial de la capilla, por lo que la potencia de uso diario será inferior. También se ha instalado un sistema de control con pantalla táctil que permite programar la iluminación del retablo por escenas o por zonas de la capilla.

En el proyecto se ha realizado un diseño ornamental centrado en una serie de elementos: bóveda de crucería, frontal del retablo de alabastro, hornacina del Santo Cáliz, iluminación de contraste desde el retablo, iluminación de la zona del altar e iluminación general de la capilla.

Dicho diseño combina iluminación en blanco frío y blanco cálido para resaltar elementos concretos y se han reutilizado los carriles existentes respetando su ubicación, con lo que la afección a los muros ha sido mínima.

Iberdrola también ha financiado la limpieza del retablo de alabastro de forma previa a su iluminación.