Compartir
Canet d’En Berenguer despidió ayer domingo sus fiestas patronales de Sant Pere, tras una semana  repleta de actos taurinos y religiosos. Sin embargo, este fin de semana, los festejos han dado paso también a la música y la gastronomía.
La diversión estuvo garantizada el sábado por la noche con una gran verbena en la plaza Félix, donde los jóvenes, principalmente, bailaron a ritmo de los temas musicales más actuales.
El broche final lo marcó la jornada del domingo con varias actividades, pero especialmente por las esperadas paellas. La cita fue de mediodía, donde los vecinos y vecinas, de este municipio de la comarca del Camp de Morvedre, se reunieron, de nuevo en la plaza Félix, para elaborar y degustar entre amigos el plato típico por excelencia valenciano.
Las fiestas de Sant Pere, como cada año, vienen marcadas por els bous al carrer, muy arraigados en esta localidad de casi 7.000 habitantes. Unas fiestas que se llevan cabo en honor al patrón, donde se unen la tradición y el folklore con la diversión.
Ahora, los vecinos y vecinas se preparan para las próximas fiestas de septiembre dedicadas a la Patrona la Virgen de las Fiebres y para organizar las del próximo año.