Compartir

El Grupo CaixaBank, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en los nueve primeros meses de 2017 un beneficio atribuido de 1.488 millones de euros (+53,4% respecto a septiembre de 2016), que supone el mejor resultado en la historia del Grupo en este período y, también, su mayor beneficio trimestral con 649 millones.

Así lo ha presentado esta misma mañana el propio Gortázar en la antigua sede de Banco de Valencia tras el traslado de la sede social de CaixaBank. El consejero delegado ha señalado que, tras el referéndum del 1 de octubre, la entidad financiera sufrió una salida de depósitos “moderada”, una situación que se ha logrado frenar y revertir tras el cambio de sede social de Barcelona a la capital del Turia. La medida, según ha explicado, se ha tomado con el fin de “proteger los intereses de clientes, empleados y accionistas” para “frenar la marcha de depósitos”.

Gortázar ha anunciado que el cambio no va a ser temporal, un hecho que convertirá Valencia en el punto de las reuniones ordinarias del máximo órgano de gobierno del Grupo, así como las juntas de accionistas y la presentación de resultados como la vivida esta jornada. “Las sedes sociales no tienen plazos de vigencia. Actualmente nuestra sede social está en Valencia y no se le ha querido conferir un carácter de temporalidad al tema”, ha remarcado. Respecto a los servicios centrales, el consejero delegado ha anunciado que se mantendrán en Barcelona sin tener previsto ningún “otro tipo de traslado de relevancia operativa”.

En lo referente al boicot a los bancos realizado por determinadas entidades soberanistas, Gortázar ha declarado que son acciones que “no ayudan a la convivencia en Cataluña” y no “aportan soluciones de ningún tipo”, añadiendo que hay clientes intranquilos por la actual crisis política de Cataluña lo que ha llevado a algunos de ellos a abrir cuentas fuera de la autonomía. Sin embargo, el consejero delegado ha hecho un llamamiento a la “tranquilidad y responsabilidad” asegurando que no es necesario abrir cuentas fuera pues ha asegurado que los depósitos están “absolutamente seguros”.