Irene Montero y Pablo Iglesias
SHARE

Durante los últimos días por las redes sociales se ha difundido el bulo de que el hospital Gregorio Marañón había cerrado una planta para atender al cuidado de los hijos de Pablo Iglesias e Irene Montero. El centro hospitalario ha tenido que desmentir a los medios a través de las redes que esto sea cierto.

Los bebés de los máximos líderes de Podemos, Pablo Iglesias y Irene Montero, nacieron prematuros, con 6 meses, el 3 de julio. La gente, pensando que era una información cierta, han llenado las redes sociales de comentarios pidiendo un trato igualitario al del resto de pacientes.

Afortunadamente muchos políticos y periodistas han reaccionado a este tipo de bulos que buscan hacer daño a personajes públicos. Nosotros recomendamos un uso adecuado de las redes sociales donde antes de opinar hay que contrastar e informarse. Las nuevas formas de comunicación deben servir para lo positivo no para destruir con comentarios inventados y negativos.