Compartir

Once millones de euros es lo que le cuesta a Valencia el hecho de tirar toallitas al inodoro. La labor para desatascar las tuberías de las aguas residuales es cada día mayor y es que ya hay cerca de un kilómetro de ellas repleto sólo con este residuo. Por eso desde el consistorio municipal se ha lanzado la campaña “Las toallitas a la basura”, una iniciativa que hoy se ha presentado para  sensibilizar sobre esta problemática.

El enfoque de esta campaña es didáctico y sensibilizador, pero no sólo para aquellos que usan toallitas higiénicas. También está destinada para todos los valencianos que arrojan cualquier otro tipo de material a los inodoros de la ciudad.

Utilizando la estética del cine de terror de los años 70 como hilo conductor también se educará a los más pequeños con diferentes acciones desarrolladas en los centros escolares.

La alarma ha saltado en Valencia al igual que en las principales ciudades europeas donde la problemática se ha tachado de “grave”. Y aunque el Ayuntamiento ya ha dado los primeros pasos, la solución sólo dependerá de las acciones y de la concienciación de los propios ciudadanos del Cap i Casal.